10 cosas que debes hacer durante un terremoto

La palabra terremoto proviene del latín terra, que significa “tierra”, y de motus, que quiere decir “movimiento”. Por lo tanto, los terremotos pueden ser definidos como un fenómeno caracterizado por una sacudida brusca y pasajera en la corteza terrestre.

A los terremotos también se les suele llamar sismo, seísmo, temblor, movimiento telúrico o temblor de tierra. La razón por la cual ocurren los terremotos se debe a la energía que se acumula en forma de ondas sísmicas.

Usualmente, los terremotos suelen producirse debido a fallas geológicas, así como por fricción de las placas tectónicas, impactos de cometas o asteroides, procesos volcánicos, entre otras.

Considerando su origen e intensidad, los terremotos pueden ser causantes de movimiento de tierras, desplazamientos de la corteza terrestre, maremotos o actividad volcánica. La escala más conocida para medir la energía que libera un terremoto es la escala de Richter.

Estos eventos naturales, que ocurren sin aviso previo, pueden ser realmente catastróficos, precisamente porque no se sabe cuándo ocurrirán. Sin embargo, ellos dan cuenta de lo cambiante que puede ser el planeta y, aunque no se pueden detener, sí hay medidas que se pueden adoptar para aminorar los daños.

En la mayoría de los países en los que han ocurrido terremotos, las autoridades han alertado que la supervivencia se encuentra en la prevención, pero esta no solo debe provenir de parte de los organismos estatales, sino también de las familias.

Es bien conocida la importancia de habitar en casas cuyo diseño sea responsable, sobre todo para quienes viven en zonas de riesgo. Estas viviendas deben cumplir con las normas antisísmicas.

No obstante, también es relevante que los habitantes conozcan los planes de contingencia y de evacuación, y que dispongan de un maletín de supervivencia con sus documentos. También es necesario disponer de un botiquín de primeros auxilios, una linterna, radio, silbato y alimentos.

Seguidamente, te proporcionaremos 10 cosas que debes hacer ante la llegada de un terremoto para que puedas estar preparado.

10 cosas que debes hacer ante la llegada de un terremoto

  1. Mantener la calma. Por muy difícil que resulte, la calma es esencial, sobre todo para transmitirla al resto de las personas que se encuentran en el lugar. De este modo se podrán evitar conductas que puedan ocasionar daño. Si hay niños cerca, la serenidad es fundamental.
  2. Visualizar las esquinas del hogar. O los marcos de las puertas, y situarse bajo mesas que puedan protegerlo. Es importante nunca ubicarse debajo de objetos grandes que puedan caerse y hacerle algún daño.
  3. Ubicar un espacio seguro dentro de la casa. Agacharse, protegerse la cabeza y sujetarse a una estructura que sea estable. Estos lugares podrían ser bajo un escritorio o una mesa. Algunas veces, los terremotos podrían ser tan fuertes que tal vez sea difícil sostenerse de pie, así que se debe gatear hacia el espacio seguro.
  4. En caso de no tener muebles o espacios que sean seguros dentro de la casa, entonces la persona debe sentarse en el piso, en posición contraria a una pared. En caso de que la vivienda tenga techo pesado, o que tenga una alta posibilidad de caerse, se debe salir hacia el exterior.
  5. Permanecer lejos de los espejos, ventanas, anaqueles, repisas, lámparas, plantas colgantes u otros objetos que se puedan desprender.
  6. Bajar siempre por las escaleras y evitar los elevadores. Si la persona está dentro de un edificio, lo recomendable es permanecer allí, evitando correr o salir. El objetivo es protegerse. Una vez que finalice el temblor, se debe evacuar el edifico con orden, siguiendo siempre las rutas que están señalizadas para la evacuación y concentrarse en los puntos de reunión que han sido pautados anteriormente.
  7. La estabilidad emocional es importante. Por ello, se debe evitar la propagación de rumores, así se evitará que las emociones cargadas de tensión y pánico impidan actuar de la forma adecuada.
  8. Si la persona está caminando en la vía pública y comienza a temblar, la recomendación es evitar estar cerca de cualquier poste de servicio eléctrico, ventanas, árboles, estructuras antiguas o edificios.
  9. Si se está transitando en vehículo, se debe estacionar lo más pronto posible en un lugar que sea seguro, permanecer dentro del mismo y evitar obstaculizar las vías.
  10. Si el terremoto ocurre cuando hay alumnos en los salones de clase, las puertas se deben mantener abiertas para que sea más fácil la evacuación. Es muy importante que se oriente a los estudiantes de cual será el plan a seguir de haber algún terremoto. Se recomienda hacer 2 simulacros al año sobre terremotos.

Siguiendo estas recomendaciones será más sencillo actuar de la manera más favorable ante la llegada de un terremoto.

Otras recomendaciones

Además de las pautas sugeridas, también se recomienda que, antes de la llegada de un terremoto, se diseñe un plan de seguridad, protección y evacuación. Además, es deseable que las personas posean un botiquín de primeros auxilios o de emergencia y que tengan conocimientos básicos sobre ellos.

En casa, se debe asegurar cualquier objeto que se encuentre alto, a fin de evitar que se desprenda en caso de movimientos. Estos objetos pueden ser estanterías, roperos o libreros, por ejemplos.

También es deseable que se conozca con precisión dónde se encuentran ubicadas las llaves del agua, del gas, y los fusibles de electricidad.

Las rutas de evacuación deben estar libres de cualquier objeto que las pueda obstaculizar. Asimismo, las zonas de seguridad y las rutas de evacuación deben estar correctamente ubicadas y señalizadas.

Tampoco se deben desestimar los simulacros de evacuación ante terremotos, ya que esto contribuye a que las personas estén informadas sobre las medidas que deben tomar, así como también permiten determinar si los planes de emergencia que se han desarrollado son verdaderamente efectivos.

El pánico es un gran detonante. Las personas que no mantienen la calma son las más propensas a sufrir daños como consecuencia de la caída de objetos, cortaduras con cristales, aglomeración de personas en las escaleras, entre otras.

Recuerda mantener la radio encendida, luego que haya pasado el terremoto, para conocer las medidas que se han adoptado. Es importante que tenga los números de emergencias disponibles. Si estás en Puerto Rico, los números de emergencia son los siguientes:

  • Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA): 1-800-621-3362.
  • Cuartel General de la Policía de Puerto Rico: 787-343-2020 o el 787-793-1234
  • Servicio Nacional de Meteorología: 787-253-4586
  • Departamento de Transporte y Obras Públicas: 787-225-1539, 787-721-8790
  • Bomberos de Puerto Rico: 787-722-1120 en el área metropolitana
  • Autoridad de Energía Eléctrica: 787-521-3434
  • Autoridad de Acueductos y Alcantarillados: 787-620-2482 , 787-860-2482
  • Cruz Roja Americana: 787-758-8150
  • Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias: 787-724-0124

 

Esperamos que este artículo le haya gustado. Puede compartirlos con sus amigos y en sus redes sociales. ¡Muchas Gracias!

RECIBE LOS 5 SECRETOS PARA CERTIFICARTE

Escribe tu email en el siguiente formulario y le enviaremos la guia a su email

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

 

Recibe Gratis el "TaskList" para crear tu Página de Internet